LUNA LLENA EN GÉMINIS

by 20:20


TODO TIENE UN LADO "B"

El mes pasado (y todavía estos días) muchos de nosotros fuimos llevados a nuestros límites evolutivos, para enfrentar nuestros peores miedos y resolver nuestras heridas centrales. Es útil recordar que a medida que nos curamos a nosotros mismos, ayudamos a sanar el mundo. Porque todo y todos estamos conectados, nuestros esfuerzos se extienden, afectando a nuestra familia, linaje y al colectivo. Venus y el Sol ahora se han movido de Escorpio a Sagitario, invitándonos a salir de la cueva de Platón a la luz, donde descubrimos el significado y el propósito de esos pasajes difíciles, y obtener una comprensión más profunda de nosotros mismos y de la vida.
Esta luna llena, que alcanza su punto máximo el domingo 3 de diciembre, está potenciada por varios factores. Es una SUPERLUNA, la última de 2017, donde la Luna está en perigeo, el punto más cercano en su órbita alrededor de la Tierra, intensificando los cambios gravitacionales y electromagnéticos. Esto aumenta los efectos en las mareas y en las placas tectónicas, así como los cambios bioquímicos y neurológicos en nuestro cuerpo y psique. Debido a su proximidad a la Tierra, esta luna llena también aparecerá 14% más grande y 30% más brillante que de costumbre.
El Sol a 12º Sagitario, la Luna a los 12º Géminis y Neptuno a los 12º Piscis forman una apretada cuadratura en T, lo que nos impulsa a distinguir entre lo que pensamos, lo que creemos y lo que sabemos. Así como la vista desde la cima de una montaña es mucho mayor que desde un valle, nuestra perspectiva de la vida depende de dónde nos encontremos. Géminis aprende sobre la lógica, el lenguaje y el poder de la mente desde sus inmediaciones. Sagitario adquiere perspectiva y conocimiento a partir de experiencias que amplían el horizonte: viajes, educación superior, búsquedas visuales y cualquier aventura o ruptura con nuestra rutina habitual. Piscis, el último signo en el zodíaco, requiere un viaje aún mayor, mucho más allá de los límites de la lógica o la linealidad, en reinos metafísicos que son mejor navegados por los sentimientos, la intuición y la guía interna.  La cuadratura de la luna llena con Neptuno nos guía hacia una comprensión oceánica, que solo surge cuando calmamos nuestra mente y abrimos nuestro corazón. La proximidad del Sol a Antares (10º Sagitario) y la Luna cercana a Aldebarán (10º Géminis) agrega un énfasis adicional, ya que Aldebarán es considerado un portal estelar a los misterios de la mente, mientras que Antares tiene una puerta abierta a los misterios del corazón.
Esta luna llena también ilumina cómo lo que hacemos de nuestra experiencia puede ser más importante que lo que sucedió. Están los hechos, y luego está nuestra interpretación de lo que realmente sucedió. Atribuimos significados, que generan suposiciones y conclusiones, que a su vez se convierten en nuestras creencias y en las fronteras de nuestra realidad. Nuestro cerebro filtra y llena nuestra percepción del mundo; lo que podemos ver está determinado por nuestra crianza, educación, cultura, religión e historia personal. Tendemos a pensar que nuestra mente funciona como un grabador de video, pero nuestros recuerdos en realidad se reconstruyen cada vez que se los recuerda y pueden modificarse posteriormente.  Los neurocientíficos, los físicos cuánticos y los místicos están de acuerdo en que cada acto de percepción es también un acto de concepción. El observador afecta lo que se observa. Nada es estático; nada está separado. Cuanto más descubren los científicos sobre las partículas subatómicas, aparece una realidad más extraña y más paradójica. La luz es a la vez una partícula y una ola. Vivimos en un universo holográfico, donde todo interactúa con todo lo demás. Los físicos teóricos postulan que hay al menos 11 dimensiones. A medida que avanzamos en nuestro día, la Tierra gira alrededor de su eje en el ecuador a 1.040 mph, mientras orbita alrededor del Sol a 67,000 mph, mientras todo nuestro sistema solar gira alrededor del centro de la Vía Láctea a 515,000 mph, junto con otras 27 galaxias se dirige hacia el Gran Atractor a una velocidad aún más insondable de 14,000,000 mph.
Es importante mencionar que el regente de la luna llena, Mercurio se encuentra retrógrado hasta el 22 de diciembre. Todos los retrógrados son oportunidades para renovar o liberar lo que ya no funciona; en Sagitario, Mercurio nos impulsa a cuestionar nuestras suposiciones y abrirnos a nuevas perspectivas: todo tiene un lado B.  
REFLEXIONA:
¿Qué está llamando nuestra atención? ¿Qué viejas creencias te están frenando? ¿Dónde necesitamos estar más enfocados y disciplinados? 
En esta luna llena, y en la próxima temporada de fiestas, recordemos lo que es más importante. El cuidado personal se vuelve imperativo cuando tenemos mucho que hacer. Establezcamos como prioridad unos minutos de silencio y meditación al comienzo y al final de cada día. 
Sobre todo, este plenilunio nos recuerda que: "El verdadero tesoro de la vida, el que es difícil de encontrar y difícil de alcanzar, nunca está lejos nuestro.  Lo que desesperadamente deseamos y necesitamos está enterrado y esperando en lo más recóndito de nuestro ser más íntimo. Sin embargo, sigue siendo un secreto porque confiar en uno mismo es una de las cosas más difíciles de hacer en la vida ". (Michael Meade) 

Bendiciones de luna llena
Cynthia MA
Astróloga Evolutiva

Si tencanta y querés seguir recibiendo data angelaria clik en:
S U S C R I B E

Celebro que Yo soy otro Tú en Amor, Alegría, Conciencia, Prosperidad, Belleza, Verdad y Abundancia.

Copyright 2009-2017 Cynthia MA ♦ El Angelario ©-