SUPERMOON EN CÁNCER (11°)

by 22:51

¡Estamos listos 2018! crucemos el umbral de este Año Nuevo, iluminados por una luna llena extra poderosa. 
Enero fue nombrado así, por Janus, el guardián romano de los comienzos, las puertas de entrada y las transiciones, y fue representado con dos caras: una que contempla el pasado y la otra, el futuro. Los próximos días son el mejor momento para reflexionar sobre los últimos 12 meses, y lo que deseamos aprender y manifestar en 2018.
Este mes comienza y termina con potentes lunas llenas, manteniendo un gran foco cósmico sobre lo que necesita ser visto y cambiado; hoy es la primera, y la segunda con un eclipse total de luna, el 31 de enero (12º Leo-Acuario). Del 2 de enero al 8 de marzo, ningún planeta está retrógrado, lo que nos anima a dar pasos importantes en nuestro camino. Usa esta luna llena para revisar tu brújula espiritual, para ver si estás firmemente en curso, o quizás atrapado en una vía lateral o si te han puesto en el camino de otra persona.
Esta luna llena es la primera de cinco SuperMoons este año, y también es la más cercana y brillante de 2018. Las SuperMoons ocurren cuando la Luna está en perigeo, más cercana a la Tierra, cuanto más precisa es la alineación, más fuertes son los tirones electromagnéticos y gravitacionales en las mareas y las placas tectónicas, así como en nuestros cuerpos y psiques. 
Venus, Plutón y Saturno se unen al Sol en Capricornio pragmático, mientras que la Luna, Marte y Neptuno forman un gran signo sensibilizador de agua. Y para colmo, Urano inicia su movimiento directo, sólo 12 horas después. Esta es una combinación de energía muy alta, que nos desafía a mantenernos firmes y centrados. 
Esta Supermoon, se nos muestra a viva luz resaltando un tema crucial y continuo: reclamar el poder de lo femenino.
Tanto Cáncer como Capricornio son signos femeninos, que representan yin, energía receptiva y relacional. En tiempos pre patriarcales, Capricornio y su planeta asociado, Saturno, eran aspectos de la Gran Diosa. Saturno estaba asociado con la Edad de Oro, que incluía no solo paz y abundancia, sino también el "oro" de la conciencia divina. Virgilio, Ovidio y Platón describieron la Edad de Oro como una era de armonía entre las personas y la naturaleza. Mucho antes de que aparecieran las imágenes del segador, o del padre tiempo, las sacerdotisas vivían en los templos de las montañas; los cuernos de la cabra simbolizaban su conexión con la Luna y los ciclos de la naturaleza. El cambio de la diosa, (las tradiciones basadas en la tierra) a las sociedades patriarcales alteró radicalmente la relación de la humanidad con el mundo femenino y el mundo físico.
Una de nuestras principales tareas evolutivas es sanar, reequilibrar y revisar lo femenino y lo masculino en nosotros mismos y en el mundo.
Capricornio es el tercer signo de tierra, transpersonal, que en su punto más alto representa la administración del mundo físico para el bien de todos. Tauro, el primer signo de la tierra, busca desarrollar una relación personal saludable con la materia, a través de la sintonía con nuestros cinco sentidos. Virgo, el segundo signo de tierra, explora la interrelación entre los niveles físico, emocional, mental y espiritual del ser. Capricornio está a cargo de un cuidado colectivo de la Tierra; para preservar y administrar inteligentemente los recursos que todos compartimos y necesitamos. Esta luna llena llama nuestra atención a nuestra relación con la Tierra. 
El camino de encarnar nuestra divinidad e interconexión nos lleva hacia una nueva edad de oro, viviendo en armonía y equilibrio con la Naturaleza y toda la vida.
Capricornio es la décima fase en un ciclo arquetípico de 12 etapas en la evolución de la conciencia, que simboliza el desarrollo de la madurez: ser un ser humano soberano, responsable y empoderado. Esto requiere pensar por nosotros mismos, confiar en nuestra guía interna y hacer lo que sabemos que es correcto. Implica convertirse en nuestra propia autoridad, nuestro propio juez, el CEO de nuestras vidas. Capricornio nos recuerda que siempre tenemos opciones, y que somos responsables de esas elecciones. El poder y la responsabilidad son inseparables; cuando abdicamos de la responsabilidad, abdicamos de nuestro poder. Cuando caemos en la condición de víctimas, cuando culpamos o avergonzamos a otros, renunciamos a nuestro poder y nos volvemos parte del problema en lugar de ser parte de la solución. 
Vivimos tiempos extremadamente difíciles, pero nacimos para esto. Encarnamos para participar en este momento trascendental en el planeta Tierra. 
Dice sabiamente la ecóloga Joanna Macy: somos trabajadoras de hospicio para un sistema insostenible y moribundo, y también parteras de una nueva era. 
Esta luna llena, junto con el Sol, Venus, Saturno y Plutón en Capricornio, nos pide:
(CLIK) RECUERDA QUIEN ERES.

Eres una parte del poderoso ser infinito que llamamos Universo, la fuente de "Todo lo que existe".
Cynthia MA ♥ Astróloga Evolutiva

Si tencanta y querés seguir recibiendo data angelaria clik en:
S U S C R I B E

Celebro que Yo soy otro Tú en Amor, Alegría, Conciencia, Prosperidad, Belleza, Verdad y Abundancia.

Copyright 2009-2017 Cynthia MA ♦ El Angelario ©-