LUNA LLENA 11° DE VIRGO

by 11:11



La astrología es un lenguaje de energía; sus ciclos y símbolos codifican el "clima" cósmico, guiando y dando forma a nuestra conciencia y nuestras vidas. Si bien siempre tenemos una opción, ir con el flujo de corriente, invariablemente nos permite avanzar más rápido y más lejos que si no lo hiciéramos. 
Esta luna llena, que alcanza su punto máximo hoy, 1 de marzo a 11º del eje Virgo-Piscis, nos desafía a abandonar nuestro condicionamiento y conceptos de quienes creemos ser, para poder encarnar y expresar quiénes somos realmente: un alma única cada vez más consciente de nuestra divinidad y destino.
El clima de Piscis no es fácil para las vidas occidentales modernas, que se basan en el tiempo lineal, la lógica y la fisicalidad, en lugar de los ciclos, la intuición y la espiritualidad. El signo final en el zodíaco tiene como objetivo desarrollar la compasión, amor incondicional y servicio desinteresado. Cada signo representa una fase esencial; si no dominamos los 11 anteriores, nos hundiremos en la vastedad del día 12. Erróneamente miramos fuera de nosotros mismos, nos perdemos en adicciones y distracciones de todo tipo: adicción al trabajo y tecnología, alcohol y drogas, hasta que nos damos cuenta de que lo que estamos buscando solo se puede encontrar en nuestro interior.
Pauso aquí un ratito para contarte además que el Angelario quiere que estudies en ALTA VIBRA.
Podés inscribirte en la ACADEMIA ONLINE (clik)
Piscis es donde aprendemos a rendir nuestras ilusiones y percepciones erróneas. Al disolver nuestros miedos, juicios y dolor, a medida que perdonamos, aceptamos y aprendemos a amarnos a nosotros mismos, desarrollamos una sensación inquebrantable de paz interior, plenitud y conexión con toda la vida. Para llegar a esto, tenemos que hacer menos y ser más; estar más quieto, más tranquilo y más en sintonía con nuestra guía interior. Tomar conciencia de nuestra respiración es una forma inmediata de conectarnos con la energía de Piscis. Cada vez que nos encontramos sin conexión a tierra o abrumados, podemos ralentizar y profundizar nuestra respiración, haciendo que nuestra exhalación sea más larga que nuestra inhalación; como un suspiro suave, respirando por la nariz y por la boca, tanto tiempo como sea necesario. La belleza de esta práctica de aliento de agua sufí (respiración de agua), es que se puede hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Y nos beneficia no solo a nosotros, sino a todos los que nos rodean y más allá.
La intuición, la creatividad, la meditación, el trabajo de los sueños, la sanación, la comunicación entre especies y todas las formas de trabajo energético se complementan con la estrecha alineación de Neptuno con esta luna llena hasta el 4 de marzo, cuando Neptuno realiza su conjunción anual con el Sol. Invisible a simple vista, la existencia de Neptuno primero se dedujo de sus efectos sobre Urano. Nuestros cinco sentidos e instrumentos científicos son capaces de percibir solo el 4% del universo conocido. Neptuno gobierna nuestro sexto sentido, nuestra capacidad de comprender realidades metafísicas, el otro 96% más allá de nuestros sentidos físicos. El dios mítico del éxtasis y la locura nos recuerda que hay muchos mundos, muchas dimensiones, muchas frecuencias de creación. Como con todos los arquetipos, cuanto más conscientemente nos involucramos con Neptuno, es menos probable que experimentemos su energía de manera disruptiva o perjudicial. Esta es la fabulosa energía del cerebro derecho; las puertas de la percepción están abiertas de par en par, y las Musas están en espera. La Luna en Virgo nos empuja a discernir y cuidar muy bien nuestro cuerpo, de modo que permanezcamos enraizados, equilibrados y capaces de integrar un mayor nivel de conciencia.
El 5 de marzo, el clima cósmico comienza a cambiar; como Mercurio entra en Aries ese día, y Venus el siguiente, trae más yang, energía extrovertida. 
¿Dónde necesitamos ser más asertivas, más aventureras?
Defiende tus corazonadas y observa las sincronicidades, que son mensajes que confirman que estás en el camino correcto.
Cada vez que un planeta cambia de dirección, sus energías arquetípicas se intensifican y acentúan. El 8 de marzo, Júpiter toma su giro anual retrógrado.
Júpiter simboliza el principio de expansión y la búsqueda de la verdad, el significado y el propósito. Su período retrógrado de cuatro meses nos llama a cuestionar y liberar creencias obsoletas; en Escorpio, Júpiter dirige su energía expansiva hacia la oscuridad, las profundidades ocultas de la psique humana, incitándonos a enfrentar nuestros miedos y sombras. Llevar nuestra conciencia a lo que ha estado inconsciente es como encender la luz en un sótano; entonces podemos ordenar y lidiar con lo que hay allí. No podemos cambiar lo que no vemos , cuanto más conscientes somos, menos estamos a merced de patrones y creencias inconscientes. El trígono de Júpiter con el Sol en Piscis el 13 de marzo profundiza y amplía nuestra perspectiva y, en consecuencia, nuestra visión de la realidad y las posibilidades.
Estas energías celestes nos empujan para que nos liberemos de las expresiones dualísticas de Piscis y Virgo, que juegan en roles de víctima / salvador, y donde nos sacrificamos en lugar de servir. Estamos emergiendo de la era de Piscis, donde una creencia profundamente arraigada de que nacemos como pecadores necesitados de redención impregna el inconsciente colectivo de la civilización occidental; muchos de nosotros todavía luchamos con la ética puritana y otros condicionamientos llenos de culpa.
 ¿Qué pasa si no hay nada de malo con lo que somos o lo que queremos? ¿Cómo viviríamos de manera diferente si viéramos que estar aquí en la Tierra es una elección, no un castigo? ¿Qué cambiaría si viéramos que el espíritu y la materia, el cielo y la tierra, no están separados? ¿que nada y nadie está separado?
Vivimos en tiempos desafiantes, donde es fácil desanimarse sobre el estado del mundo, especialmente si solo escuchamos los medios de comunicación. Estamos al final de la era de más de 2000 años, donde el viejo paradigma se encuentra en un estado obvio de disfunción masiva y decadencia. Lo que no es tan evidente es que se están sembrando nuevos paradigmas y épocas.
Está sucediendo mucho más, tanto dentro de cada uno de nosotros, como en todo el mundo, de lo que se ve a simple vista.
Esta luna llena pregunta: ¿Qué semillas estás regando? ¿Qué visiones estás cultivando para el mundo? 
Tu luz, cada uno de tus pensamientos, palabras y acciones hacen la diferencia. La Nueva Era nace respiración por respiración, paso a paso, corazón a corazón. 
Somos Luz
Somos amor. 
Somos Semillas Estelares. 
Wahe guru.
Arte by @Conicuri
Bendiciones de luna llena. 

Cynthia MA ♥ Astróloga Evolutiva

Si tencanta y querés seguir recibiendo data angelaria clik en:
S U S C R I B E

Celebro que Yo soy otro Tú en Amor, Alegría, Conciencia, Prosperidad, Belleza, Verdad y Abundancia.

Copyright 2009-2018 Cynthia MA ♦ El Angelario ©-